Macizo Colombiano: Una cordillera de aguas

[ 1 ] Comentario
Share
Flores

Por: Nelson Mamián Guzmán. Enero de 2012.

Este es un cuento de valor hacia lo propio; hacia el adentro del territorio donde se nace y se vive.

Nací en un territorio de azules cielos y de verdes amaneceres. Un paraíso de cielos abiertos, donde se desprenden cerros, valles, montañas y volcanes que dan vida a las imponente cordilleras central y la oriental de Colombia. Desde siempre ha llevado por nombre “El Macizo Colombiano”. Es lindo amanecer: escuchar los sonidos de este mundo; divisar los colores que se crían en el sur; sentir el murmullo de los árboles que se mesen al viento. En verano -al calentar el sol- el azul se hace cielo y el amarillo tierra; en invierno – en medio de la lluvia- el verde se hace blanco y el negro gris, producto de las nubes que vienen y van, haciendo el circulo vital infinito de agua – mar- cielo-mar-. No es que este loco pero a veces “vivo en las nubes”!!. Es que estamos a 3000 msnm, donde el cielo se hace abajo para deja caer su sol.

“Yo tengo mi casa en el centro del cielo, si no voy me enfermo si vuelvo me alegro……mi casa es mi vida, mi vida mi escuela, casa del amor: refugio del sol”. Luis Camilo

Hace relativamente poco tiempo entendí el valor de este territorio: Territorio de origen – tierra de vida. En este año 2012 -año maya de transformación- hemos decidido ir al centro del “Macizo Colombiano”, lugar que también lleva por nombre “Nudo de Almaguer”, donde nacen los cuatro ríos principales del país para hacer nacer la “Estrella Fluvial de Colombia”. Hace muchos lustros he oído hablar de estos sitios pero es poco lo que conozco a pesar de vivir en él, así que es hora de caminar de nuevo sus cerros, valles y paramos para ir desenredando los espacios y , así tal vez entenderlos mejor.

Macizo Colombiano

Macizo Colombiano

Según Wikipedia, el Macizo colombiano “ Es identificado como reservorio de aguas, pues de él nacen ríos como el Patía (de la vertiente Pacífica), el Cauca y el Magdalena (de la vertiente Caríbe), y el Putumayo y el Caquetá (de la cuenca Amazónica).

Contiene 362 cuerpos lagunares en la Alta Montaña, 13 páramos y ecosistemas ricos en flora y fauna. En dirección suroeste a noroeste sobresalen los páramos de Cutanga, el Letero, las Papas, el Apio, el Buey, Hermosas y los Volcanes nevados de Sotará Huila y Puracé; en este último y en su área circundante, 830 Km2, se localiza el parque Nacional Natural del Purace.

Muy pocas personas han escalado los extensos dominios de esta región, ya que está atravesada por encrespados cerros y cerradas montañas en un ambiente de páramos inexpugnables y fríos, que hacen a la vez de guardianes naturales, preservan estos formidables recursos hidrológicos cuyos cauces irrigan de vida a media Colombia en largo recorrido antes de afluir en el mar.

El Macizo Colombiano ha sido catalogado por parte de la UNESCO como reserva de la biósfera, es un área estratégica a nivel nacional e internacional, dado su significado para la producción de agua, la biodiversidad y los ecosistemas, área que por su conformación especial representa una de las regiones con más posibilidades de desarrollo en Colombia, pero también, con grandes problemas que pueden llevarla a un proceso de degradación acelerada.”

La Corona del macizo, territorio ancestral y sagrado, está poblada por comunidades indígenas Yanaconas y campesinas (guardianes de las lagunas y los páramos); en las zonas altas del Núcleo del Macizo, predominan las comunidades indígenas Yanaconas, Papallaqtas, Paeces y Coconucos”.

Día 1/ Enero 2/ Noche 1

Valencia en el “Valle de las Papas”/

Mientras viajamos en bus hacia las alturas, entre las nubes blancas, podemos ver la inmensidad de las montañas, con sus colores visibles de amarillo, azul y verde al morir el día. Da pena si, ver tanto bosque muerto en medio de los pastos.- alimento de las vacas-: alimento de la tierra abonada e infectada por el abono de las papas- .Estas imponentes montañas ancestrales están tristes sin el calor de sus bosques. Los arboles majestuosos – testigos autóctonos de los tiempos antiguos- están hoy tirados en la tierra, abandonados y olvidados a su suerte.

A unos 2600 metros o tal vez más ya podemos divisar a lo lejos el “Paramo de las Papas”; esta, en el filo de la montaña cobijado por frailejones que como seres humanos viven estáticos y alertas, como ejércitos vigilantes del agua, del cielo y de la tierra.

“Los páramos, .. son ecosistemas de montaña andinos que pertenecen al Dominio Amazónico. Se ubican discontinuamente en el Neotrópico, desde altitudes de aproximadamente 2900 msnm hasta la línea de nieves perpetuas, aproximadamente 5000 msnm. Van desde Colombia hasta el norte del Perú. También existen pequeñas extensiones de páramo en Costa Rica y Panamá”. Ver Internet.

Solo hay paramos en seis países en el mundo!! y los estamos acabando. Que insensatez!!

Al fondo el famoso “Valle de las Papas”, fin de la carretera. Valencia. Valle y lecho natural del rio Caquetá: Valle rodeado de montañas y de agua que poco a poco se ha ido llenando de gente, de vacas y de papas.

Día 2/ Enero 3/ Noche 2

Cordillera de aguas / Laguna de la Magdalena, Santiago, Las Margaritas- Sur América, Regina y Laguna Seca (1+1+3+1+ 1+1= 8)

Nos levantamos temprano para empezar el viaje hacia arriba, donde esta el nacimiento del Magdalena y el Caquetá. Vamos temprano porque el camino es largo y además está lloviendo. Poco a poco mientras se tiempla el día el agua cesa y el sol se asoma. Es un buen día ojalá no se nuble y las lagunas se dejen ver.–pienso-

Es un asenso largo y cansado. Hay que sudar mucho para llegar a la cima de estas montanas milenarias de aguas y paramos. Al principio se toma el camino nacional hasta llegar a la montaña más arriba donde inicia el Parque Puracé; posteriormente el camino se hace pedregoso y boscoso entramos ya al llamado “camino milenario” por donde los originarios de esta América caminaron desde siempre y como dijo el guía Yanacona “por donde llegaron los de afuera para conquistarnos”.

Mandur

Árbol Mandur

Mientras vamos andando, vamos conociendo. En medio del bosque se deja ver un silencioso mandur o impamo que es como el tatarabuelo de la montaña. Es un árbol frondoso y hermoso que según el guía ya cumplió los 500 años de vida. Lo sabe por tradición oral de los antiguos que lo han contado de generación en generación. Es incomparable!!: es espectacular que haya sobrevivido a la maldad de los hombres. Cuantos ojos lo habrán visto estupefactos.

Más arriba un pequeno túnel verde, donde el camino se cubre de monte por todos lados. Luego un largo camino de piedras que se mueven y que hacen más cansado el andar. Por fin, luego de tres horas de marcha, nos encontramos andando el temible y bien nombrado ¨camino del Letrero”, donde empieza el Paramo que lleva su nombre. Desde acá se divisa el Valle perfecto con todos sus cerros guardianes, cerca el bebedero de las Dantas y al fondo, hacia arriba, la cascada que es vida y nacimiento al famoso rio Caquetá.

Piedra del Letrero

Piedra del Letrero

El Letrero es un camino y un paramo de sufrimiento. Por acá anduvieron los viajeros que venían de más al sur para conseguir la “sal del reino”. Sal que es sustancia y es alimento para los seres de por estas tierras. Muchos muertos tiene este paramo y de todos –sin excepción- se le “culpa al Diablo”.

Dicen que para equilibrar la vida se trajeron un Cura. El se enfrentó al “engendro” para curar la muerte y lo venció. Lo dejó aquí mismo, encerrado en esta piedra; al pie del camino. Dicen, que sigue ahí, ya que le puso como condición -para su liberación- el de secar las Lagunas con un cedazo. Si. con un cedazo!!. Dura tarea la del Diablo, pero ya esta haciendo su trabajo.

Las marcas de esa lucha aún se ver fresquitas entre la piedra; están simbolizadas -para los creyentes- en la cruz y en la flecha – en Dios y Demonio. En Bien y Mal.

En esa piedra letrero hay otra figura en forma de ge que los estudiosos ya descifraran a su manera. Para el común de la gente son las iniciales del Paramo del Letrero o la Piedra del Letrero y para el soldado Gómez la manera de dejar su apellido impreso en la piedra para siempre. Lastima grande la ignorancia de la gente ¡!, con sus actos sin sentido están tachando la historia y , de paso, haciendo olvidar el valor espiritual y cultural que estos petroglifos aún poseen en sus entranas..

Laguna La Magdalena

Laguna La Magdalena

La meta no ha llegado a su fín, así que hay que seguir subiendo. Estamos cansados pero nos alimenta la idea de encontrarnos de frente con las lagunas.Tres horas de camino más y por fin la Laguna de la Magdalena –imagen perfecta de un pie derecho-: está en medio de la altiplanicie resguardada por el Cerro de Las Tres Tullpas. Es Majestuosa!!. De lejos se puede ver su soledad y su frescura !!

Sin embargo, esta maravilla de la naturaleza se está secando!!. Dice el guía que “ya al pie se le han comido sus dedos“.

El Diablo -pienso- ya está haciendo su trabajo. El ambicioso hombre; Hombre-Diablo está haciendo su trabajo.

Laguna de Santiago

Laguna de Santiago

Ahora si ya se acerca la cima de la montana. Nos desviamos del camino que va para el Huila y, por entre un frailejonar, nos dirigimos a nuestro siguiente destino: la Laguna de Santiago. Media hora más tarde y ahí está. perfecta!!. Incomparable!!

Es una Laguna en forma de Danta que esta en medio de los cerros: junto a ella sus Lagunas acompañantes de siempre: Las Margaritas.

Un Halcón que viene volando, se “para” de frente, nos saluda y se va. Como dueño de este sitio nos da la bienvenida. Hay un silencio total, solo el viento se deja oír entre los cerros. En esa Laguna provoca quedarse.

Ahora si un poco de panela, queso, dulce y alfandoques de Almaguer para darnos energía al alma y a nuestros cuerpos cansados.

El Santiago y la Magdalena son indios ancestrales. Dicen que son marido y mujer; Esposos ellos, que decidieron quedarse por acá para cuidarnos la tierra.

Laguna Sur América

Laguna Sur América

Seguimos. A diez minutos encontramos otras Lagunas: La Regina, la Laguna Seca y una laguna hermosa que lleva por nombre Sur América. Esta última es un mapa perfecto de nuestra América del Sur.

Decidimos bajar y contemplarla desde el suelo. En las Guayanas llenamos nuestras botellas vacías y tomamos de su agua “cristal”: En agradecimiento le dejamos una ofrenda; una ofrenda de vida de queso y dulce de la Tía Libia y el Tío Alirio pa” que esta Madre Tierra nos siga dando el alimento vital y espiritual que necesitamos en este presente.

Al igual que las otras, es hermosa e Incomparable. No hay palabras para expresar tanta belleza. Gracias – digo-a la BB y al Papa Ricardo por dejarnos nacer y vivir por acá.

Es medio día ya y se acerca la lluvia. Ya es hora del regresar a Valencia. Ahora si a caminar ligero porque se está enfriando el día. El camino de bajada se hizo largo y difícil, porque la lluvia no nos dejó en paz. Además, el hombre Andrés dejó el impermeable y el plástico en la Posada-Hotel para que no se ensuciara y nuestra espalda recibió todo ese frío que viene entre las goteras que dejan caer las nubes. Grave cosa!!!

 Caminar cansado con el frio en los huesos no es nada agradable y menos entre el Valle. En el Valle lo cerca se hace lejos. El Valle engaña. Camina y camina y nada. Camina y camina y naaaada que llega.

Mmmmmmmmm el moooono!!.

Día 3/ Enero 4/ Noche 3 de solo lluvia.

Otro día, otra aventura

Viaje a la Laguna Cusi- yacu (conejo agua)- Laguna Cusiyaco

Laguna Cusiyaco

Laguna Cusiyaco

Atardece y amanece. Y sigue lloviendo. Decidimos viajar así. Estas oportunidades no se presentan todos los días.

La ropa sigue mojada y no tenemos nada más que ponernos, así que, aunque hace frío “al cuerpo mojado hay que calentarlo caminando”.

Un grito lastimero de “achichaaaaay joven Albán” se escucha en la distancia.

Otra vez a subir. Ahora el camino hay que hacerlo por potreros, aunque al final hay bosque. Es un camino corto, pero al final se vuelve duro y difícil. Es como una escalera de barro entre bosque; son mas o menso 100 gradas para endurecer los músculos. Con la lengua afuera llegamos a la cima. Estamos ahora si muy cerca de la Laguna; la Laguna de “aguas alegres encantadas”: la Laguna Cusiyaco- o laguna conejo. Es en el idioma de los indios Cusi- yacu (conejo agua)-

Bajemos?. Si, si bajemos!!.

La Laguna esta en el Valle en medio de una Ciénaga de frailejones. El barro no nos deja caminar tranquilos. Fácil bajar, difícil subir “de pa abajo las piedras ruedan y nosotros también”. Mucha ciénaga que no nos deja avanzar, pero la emoción de llegar nos hace fuertes y valientes.

Al pie de la Laguna una mariposa viene y va; se para a tomar el néctar del dulce de leche que esta en el sombrero del Juancho. Nos da la bienvenida asi no más..

“Ay mariposa! tú eres el alma de los guerreros que aman y cantan” Sofia

El regreso. Otras cien gradas pa’ afianzar ya no los músculos sino el alma. La lengua en el piso, el ánimo en el infinito.

Frailejones

Frailejones en Cusiyaco

En el camino nos encontrarnos con muchos frailejónes que, como guardiánes nos cuidan los pasos y dan vida a estas aguas. Dicen que un frailejón crece un centímetro por año. Cuántos años tiene el de la foto?: 300?

Cargamos el plástico y el impermeable para nada. En el camino Solo sol. Otro regañazo al Andresillo pillo. jejeje

Otra noche en Valencia. Otro frío. Ahora si nuestros sentidos están cargados de naturaleza vital.

Día 4/ Enero 5. Retorno al hogar: La BB.

Nuestro retorno se dio sin prisa y sin problemas. La carretera bien. solo una brisa de agua de Páramo en la noche para equilibrar el alma:

Moraleja:

Si no conocemos lo propio, no lo vamos a querer. No la pasamos buscando y queriendo lo de más allá. Entendamos pues hombre…: El viaje es hacia adentro: hacia dentro de uno mismo: hacia adentro del territorio. La felicidad está aquí, no la busques por allá !!.

Tomado de: http://nelsonmamian.blogspot.com/2012/01/una-cordillera-de-aguas-cristalinas.html

Fotos: Nelson Mamián Guzmán

Otras publicaciones:

Una respuesta a Macizo Colombiano: Una cordillera de aguas

  1. isabel cristina londoño cardona dice:

    excelente historia, el macizo colombiano una de nuestras mayores riquezas de flora y fauna tuve el gusto de hacer este hermoso recorrido solo que por el huila , aunque este recorrido es aun mas difícil y mas largo la historia del diablo también me la contaron los guarda bosques, que se encuentran al pasar al cauca . tuve la dicha de tocar con mis manos el agua de nuestra laguna la magdalena es una experiencia de nunca olvidar .. el contacto con la naturaleza nos deja mucho que pensar ESTA ES UNA MARAVILLA QUE TENEMOS DISFRUTEMOS LA NO TENEMOS PORQUE BUSCAR LO QUE YA TENEMOS .. :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>